Aprendizaje significativo…. tú lo puedes lograr.

Cecilia Arévalo Educación sin Escuela 4 Comentarios

Es fácil recordar nuestros tiempos de escuela.
Buenas cosas… malas cosas… amigos, juegos….¡maestros!…

Hablando de maestros, ¿de cuáles maestros te acuerdas? Casi estoy segura que recuerdas los que fueron muy malos pero recuerdas mejor a los que fueron muy buenos.
Muchas conversaciones de gente de mi edad (gente muy joven por cierto), giran alrededor de todo lo que aprendieron con tal o cual maestro. De los gratos recuerdos que tienen de ellos y de la riqueza de aprendizaje que obtuvieron. Se te ha venido a la mente algún buen maestro de tu niñez…¿verdad?. Ahora recuerda qué características tenía éste buen maestro o maestra. Era paciente, tal vez exigente sin llegar a la exageración, congruente, alegre… mil cosas más.

¿Sabes cuál es realmente la clave de su éxito, además de todas las demás características que ya pensaste?: Ellos lograron contigo una conexión especial. De alguna manera misteriosa tú sabias que eras importante para ellos; que buscaban tu bien; que sabían de lo que hablaban y que querían llevarte a otro nivel de conocimiento. Tu correspondencia a esto se mostraba poniendo toda tu atención. Con cada uno de tus aciertos le decías que lo apreciabas.

Ahora ponte a pensar qué pasaría si lograras esa conexión tan profunda y especial con tu hijo. Si el nivel de intimidad entre él y tú fuera tan especial que tu pequeño no pudiera dudar jamás de tu amor, tu protección multifacética, dirección equilibrada y provisión permanente sin importar la edad que tuviera: ¡2, 7, 16 años! ¿Tienes idea de a donde podrías llevar a un hijo con una relación así?  Y si además le agregas el precioso ingrediente de que todos los humanos aprendemos porque esa es nuestra naturaleza y simplemente no podemos dejar de aprender, entonces la verdad es que lo puedes llevar ¡a donde tú quieras….!

Este es uno de los pilares fundamentales de una educación sin escuela. Te conviertes en la fuente constante de recursos para tus hijos en muchas áreas.
¡Esto es un poder muy grande! ¡Los tienes en tus manos! Eso significa también una tremenda responsabilidad.

Cuando son pequeños, es fácil y natural tener esta conexión. Confían en ti. Creen todo lo que les dices. Su corazón es tierno y te pertenece. Tu voz es la única que escuchan.
Cuando comienzan a crecer, los niños escolarizados dejan de escucharte solo a ti para entonces poner atención en muchas otras voces que compiten con la tuya. Muchas veces estas voces toman mas valor que la tuya y su corazón se empieza a apartar…
Al desescolarizar a tus hijos tienes el gran privilegio de que escuchen tu voz constantemente. Tus instrucciones, correcciones y ánimos serán el pan de cada día por años. Podrías hacer grandes cosas con esto o podrías simplemente desaprovechar irremediablemente esta gran oportunidad y arruinarlo todo.
¡El corazón de tus hijos esta en tus manos!
Ante esto, no hay falta de desarrollo emocional ni conocimiento académico que se resista.

Estas serían algunas características que se esperan de ti:
Congruencia
Liderazgo
Protección
Sabiduría
Humildad
Crecimiento interno constante
Superación académica
Respeto
Y aunque las listas en realidad no son muy buenas en estos casos, la verdad es que muchos padres han tenido éxito con sus hijos porque se han tomado el tiempo para crecer en su estructura interna al mismo tiempo que ellos.

La mentalidad escolarizada de nuestros tiempos nos ha hecho creer que no somos capaces de hacer un buen papel en nuestra función de padres. Que no sabemos y no podemos hacerlo solos. Que siempre necesitaremos ayuda de la escuela, los psicólogos, los maestros, los materiales didácticos y toda una serie de especialistas más para sacar adelante a nuestros hijos.

Yo te digo que eres capaz de llevar a tus hijos a explotar su potencial al máximo. puedes descubrir sus habilidades a tiempo para que las use. puedes corregir y alinear sus fallas de carácter porque generalmente son las mismas que las tuyas y ya aprendiste a derribarlas. Si puedes esperar con paciencia a que de fruto lo aprendido porque no tienes que cumplir con ningún programa institucionalizado. … y mas .
Nadie más los puede amar como tu lo haces. Los especialistas son buenos en su debido orden pero solo estarían haciendo su trabajo por un sueldo, tú haces esto porque es una de tus funciones en la vida y para la vida. Eso es mucha diferencia…

¡Animo papá y mamá! Lo que haces hoy trascenderá a muchas de tus generaciones.

Comentarios 4

  1. Raquel Serna Rodriguez

    Excelente reflexión mi niña. Cuanto hubiera querido saberlo cuando ustedes eran pequeñas para darles tiempo de más calidad. Pero que bueno que puedes enseñarlo a padres jovenes para que hagan mejor labor con sus hijos, construyendo en ellos los valores que nos permiten resistir las corrientes de pensamiento que destruyen las familias y por ende, la sociedad. Te amo.

  2. Jabin Valenzuela

    Muchas gracias por seguir compartiendo con todos nosotros. Nos será de mucha ayuda a los que gracias familias como ustedes hemos decidido tomar el camino del aprendizaje sin escuela. Felicidades por este sitio!

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *